Tarjetas

Encuentra la tarjeta que más se adapta a ti

Importe máximo 10.000€
TAE 22%
  • Desde 1€ hasta 10.000€
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 22%
Importe máximo Saldo en cuenta
TAE 0%
  • Desde 0€ hasta Saldo en cuenta
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%
Importe máximo Saldo en cuenta
TAE 0%
  • Desde 0€ hasta Saldo en cuenta
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%
Importe máximo Saldo en cuenta
TAE 0%
  • Desde 0€ hasta Saldo en cuenta
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%
Importe máximo 10.000€
TAE 22%
  • Desde 1€ hasta 10.000€
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 22%
Importe máximo 20.000€
TAE 0%
  • Desde 1€ hasta 20.000€
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%
Importe máximo 40.000€
TAE 0%
  • Desde 1€ hasta 40.000€
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%
Importe máximo 60.000€
TAE 0%
  • Desde 1€ hasta 60.000€
  • Edad mímina 18 años (hasta 65 años)
  • No acepta deudas en Asnef
  • 0%

Información sobre Tarjetas

Tarjetas de crédito y débito

Antes de decidir qué tarjeta contratar, aquí te dejamos una comparativa sencilla en la que analizamos las diferencias entre tarjetas de crédito y débito.    

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE TARJETAS
Débito
  • Pago al momento
  • Controlas los gastos
  • Sin descuentos ni beneficios
Crédito
  • Pagas al mes siguiente o a plazos (con intereses)
  • Riesgo de endeudamiento y de entrar en Asnef
  • Pueden tener ventajas y descuentos en las compras

Las principales diferencias entre las tarjetas tienen que ver con aspectos como: el límite de la tarjeta, las modalidades de pago, la posibilidad de retirar el dinero sin coste, o si tenemos o no ventajas en compras.

También existen otras características propias de cada una de ellas que te explicamos a continuación:

Tarjeta de débito

  • Es necesario disponer una cuenta en la entidad emisora de la tarjeta,
  • No se pagan intereses, pero pueden tener coste de mantenimiento,
  • Sin comisiones por retirada de dinero en efectivo en cajeros de la entidad.

Tarjeta de crédito

  • Es un modo de financiación,
  • Permite realizar pagos y retirada de efectivo hasta el límite concedido,
  • Incluyen seguros adicionales gratis,
  • La extracción de efectivo en cajeros implica el cobro de intereses.

Las tarjetas de crédito son un tipo de financiación, mientras que las tarjetas de débito únicamente actúan como medio de pago.

Intereses y comisiones

Al pedir una tarjeta online tendremos que asumir una serie de costes en concepto de interés y comisión.

El coste dependerá del tipo de tarjeta del que se trate. A continuación te explicamos los gastos asociados a los distintos tipos de tarjeta:

Tarjeta de débito

Estos son los principales gastos relacionados con el uso de las tarjetas de débito:

  • Comisión por emisión y renovación: aunque estos conceptos se aplican según las condiciones de financiación de cada tarjeta, es habitual pagar de manera periódica una cuota de mantenimiento por su utilización.
  • Comisión por retirada de cajeros: cargo por retirada de efectivo del qué debe informarse al consumidor antes de su cargo.

En el caso de las tarjetas de débito el consumidor dispone de sus propios fondos, por lo que no tendrá que abonar ninguna tasa en concepto de interés.  

Tarjeta de crédito

El uso de las tarjetas de crédito conlleva una serie de gastos asociados en concepto de comisiones. Las principales y más comunes son las siguientes:

  • Comisión de emisión,
  • Comisión de mantenimiento,
  • Comisión por retiradas de efectivo en cajeros,
  • Comisión por consulta de saldo u otras operaciones en cajeros.

También supone un gasto:

  • Retirar dinero en el extranjero,
  • Realizar una compra en otra divisa,
  • Duplicado de la tarjeta,
  • Solicitar una tarjeta adicional.

Además, el uso de las tarjetas de crédito conlleva aplicar el coste de intereses cuando:

  • Se realice una compra aplazada en cuotas: el coste de financiar el pago de la deuda a plazos aplicando el porcentaje del valor del TAE aplicado según las condiciones de nuestro contrato.

Antes de decidir que tarjeta contratar, conviene comparar las condiciones de financiación de las tarjetas online, para elegir cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

Riesgo de endeudamiento

El uso de las tarjetas de débito no entraña riesgo alguno:

  • Se trata de un método de pago que nada tiene que ver con ofrecernos financiación,
  • Los fondos asociados son los de nuestra cuenta bancaria.

Aunque las tarjetas de crédito sean un producto crediticio de gran utilidad, dejar de hacer un buen uso de ellas podría suponer que caigamos en una espiral de endeudamiento difícil de superar.

Para evitar un uso inadecuado de nuestra tarjeta de crédito se recomienda:

  • No realizar compras compulsivas: realizar compras y aplazar su pago, es una conducta qué debemos evitar de manera sistemática, si queremos evitar una situación de endeudamiento.
  • No acumular tarjetas de crédito de distintas entidades: cuántas mas tarjetas tengamos mayor es el riesgo de endeudamiento,
  • Evitar utilizar la tarjeta para efectuar compras y realizar disposición de dinero en metálico: el coste incluirá los intereses generados además de los costes asociados a la retirada de efectivo,
  • Evitar el pago aplazado: siempre que sea posible es recomendable pedir una devolución en una única cuota, 
  • Cancelar la deuda pendiente de pago: si tenemos una modalidad de pago a plazos debemos cancelar la deuda posible lo antes que podamos.

Una de las tarjetas de crédito con más riesgo de endeudamiento es la tarjeta revolving:

  • Se trata de tarjetas utilizadas para realizar pagos al consumo a largo plazo,
  • Que permiten disponer de líneas de crédito por valor de 5.000 a 6.000 euros,
  • Con los intereses más altos del mercado (superiores al 20%).

Asumir el pago de los intereses, en un plazo de devolución prolongado sume a muchos clientes en una deuda sin fin.

Para evitar una situación de endeudamiento se requiere la eliminación de la deuda, y la estabilización de la relación entre gastos e ingresos.

Dependerá de nosotros hacer un uso responsable de la tarjeta y evitar caer en una situación de endeudamiento.

Ventajas de las tarjetas online

Tanto las tarjetas de crédito, como de débito tienen asociadas una serie de ventajas que a continuación recogemos:

Ventajas tarjeta de débito

  • No hay posibilidad de endeudamiento,
  • Nos permite controlar mejor los gastos,
  • Sin intereses,
  • Sin comisiones.

Ventajas tarjeta de crédito

  • Posibilidad de aplazar los pagos,
  • Incluyen seguros adicionales,
  • Descuentos y bonificaciones en comercios,
  • Amplia aceptación: facilidad de pagos en otros países.

¿Y si busco financiación para mi empresa?

Las tarjetas de crédito para empresas nos ofrecen una alternativa de financiación para afrontar gastos profesionales.

Las tarjetas de empresa autorizan a sus titulares a realizar los pagos oportunos de manera autónoma e independiente.

Entre sus principales ventajas se encuentra que estas tarjetas:

  • Permiten separar las finanzas personales de las finanzas empresariales (en el caso de dietas y gastos de representación),
  • Establecer un límite de gasto por parte del empresario a cada trabajador,
  • Facilidad en la gestión de los pagos que realizan los empleados.
Top